Durante dos semanas tres grupos de profesores de diversas procedencias han podido preparar los exámenes B2 y C1 de Inglés con profesores nativos y en un contexto incomparable.