Seguimos con nuestra lucha contra la desigualdad, apoyo con el idioma a personas de otras culturas y la ayuda a los más necesitados a través de diversos voluntariados (algunos de ellos on line).

Además, hemos tenido que afinar más nuestro ingenio para recaudar parte del dinero que necesitan en el proyecto Mobiklin en Jean Rabel (Haití). Durante el primer cuatrimestre hemos organizado distintas actividades benéficas como meriendas, bingos, cine, competiciones deportivas internas y sorteos especiales, precisamente para financiar la clínica móvil que constituye este proyecto. Aunque no es igual que en años anteriores nuestra solidaridad y trabajo no decae.

¡Muchas gracias  todos los que estáis participando en la organización de creativas iniciativas!